Bruselas aboga por «redoblar esfuerzos» en período electoral contra las ‘fake news’

Bruselas – La Unión Europea (UE) necesita «redoblar esfuerzos» contra la desinformación en línea durante el período electoral, asegura la comisaria europea Mariya Gabriel, cuando se temen injerencias rusas en los comicios en el bloque.

«Es precisamente durante las elecciones cuando nos dimos cuenta de cómo este fenómeno puede tener un impacto en la elección de los votantes», dice la comisaria de Economía y Sociedad Digitales. «Recibimos el mensaje de que en período electoral se necesita realmente redoblar esfuerzos», agrega.

Esta reflexión formará parte de las recomendaciones de la Comisión Europea, que se esperan para abril, en base a un informe de un grupo de expertos puesto en marcha para abordar las ‘fake news’ y en el que participan representantes de medios de comunicación y gigantes de internet.

Ante los temores sobre el eventual papel de los ‘bots’ rusos -programas informáticos que realizan operaciones de internet por sí solos-, la UE prepara su defensa. Alemania adoptó una ley en 2017 para luchar contra la desinformación en las redes sociales y Francia espera presentar su propuesta «en algunas semanas».

Gabriel, representante búlgara de la Comisión, de 38 años, prefiere el término «desinformación en línea» al más popular de ‘fake news’. «Conocemos actualmente los efectos perversos del uso de la expresión ‘fake news’ que políticos pueden utilizar para desacreditar a sus adversarios y dañar la libertad de expresión», puntualiza.

La «urgencia» de la «educación»

La sombra de Rusia planea en el bloque. En enero, Bruselas acusó a Moscú de lanzar una campaña de desinformación para desestabilizar el bloque. Y España alertó en noviembre de la existencia de mensajes de «desinformación» sobre la crisis política en Cataluña procedentes de «territorio ruso».

El análisis de la UE se basa en el trabajo de dos años del grupo de trabajo Stratcom East, que gestiona un sitio web de «mitos» y medios sociales para desmontar las informaciones falsas procedentes en gran parte de medios rusos y contrarrestar así las campañas de desinformación de la Rusia de Vladimir Putin.

Preguntada sobre si la respuesta europea tiene en el punto de mira a su gran vecino del Este, la comisaria europea, procedente de un país de la exórbita soviética, estimó que «no hay un solo culpable» y abogó por una estrategia mucho más amplia basada en la «transparencia» y en la educación.

«Por ejemplo, en período electoral», «hay que tener una indicación muy clara sobre lo que un partido político pagó para mostrar a los ciudadanos que esto forma parte de una campaña planeada», aseguró Gabriel en su despacho de la Comisión Europea.

Pero la «urgencia», a su juicio, pasa actualmente por la «educación». «La educación en medios debe formar parte del programa de nuestras universidades, de nuestras escuelas» y, para ello», «también se debe prestar atención a los profesores», agregó esta amante de la historia. Para Gabriel, «los jóvenes tienen muchos instrumentos y muchos medios a su disposición (…), pero son realmente los profesores quienes necesitan dominar esta tecnología para poder transmitirla a los jóvenes».

Por Damon Wake y Céline Le Prioux