La abogada liberal Zuzana Caputova gana las presidenciales en Eslovaquia

Bratislava – La liberal Zuzana Caputova se convertirá en la primera jefa de Estado de Eslovaquia, según los resultados casi totales de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, publicados por la oficina de estadísticas.

Con el 99,84% de los centros electorales escrutados, la militante anticorrupción obtiene el 58,38% de los votos y su rival, Maros Sefcovic, comisario europeo respaldado por el poder actual, cuenta con el 41,61% de los sufragios.

Inmediatamente después de la publicación de los primeros resultados, Caputova llamó a los eslovacos a unirse. «Busquemos lo que nos une, pongamos la cooperación por encima de los intereses personales», dijo ante la prensa. «Para mí, esta elección demuestra que se puede ganar sin atacar a sus adversarios y creo que esta tendencia se confirmará en las elecciones al Parlamento Europeo y en las legislativas eslovacas del año que viene», declaró la futura presidenta de Eslovaquia.

Ramo de flores

Caputova consideró que su resultado muestra «que es posible no ceder al populismo» y «ganarse la confianza de la gente sin recurrir a un vocabulario agresivo ni a los ataques personales».

Su rival reconoció su derrota. «Acabo de llamar a Caputova para felicitarla por su victoria. Le envío un ramo de flores porque la primera mujer presidenta de Eslovaquia se merece un ramo», manifestó Sefcovic ante la prensa.

Para el presidente saliente, Andrej Kiska, «numerosos países probablemente nos envidian por haber elegido un presidente que simboliza valores como la decencia». «Eslovaquia está en crisis moral y necesita un presidente como Zuzana Caputova», añadió.

El primer ministro, Peter Pellegrini, dijo esperar «una cooperación constructiva» con la nueva jefa de Estado.

Según los expertos, su holgada victoria es resultado del descontento popular con el poder tras el asesinato del periodista de investigación Jan Kuciak y su pareja, Martina Kusnirova, el año pasado. El periodista iba a publicar un informe sobre las supuestas relaciones entre políticos eslovacos y la mafia italiana y también sobre fraudes a los fondos agrícolas europeos.

Abogada especializada en el medio ambiente, sin experiencia política, Caputova, de 45 años, participó en las multitudinarias manifestaciones contra el asesinato de Kuciak.

La ola de indignación puso en aprietos al gobierno del partido Smer-SD y provocó la dimisión del primer ministro Robert Fico, estrecho aliado de su sucesor en el cargo, Peter Pellegrini.

El presidente eslovaco tiene funciones más bien protocolarias; no gobierna pero ratifica los tratados internacionales y nombra a los más altos magistrados. También es comandante en jefe de las Fuerzas Armadas y tiene derecho de veto.

Comparada con Macron

Los analistas comparan a Caputova con el presidente francés, Emmanuel Macron, otro ‘outsider’ que accedió al poder en 2017 con un programa reformista. «Una historia similar se produjo en la última elección presidencial en Francia, donde el representante de una nueva tendencia política, y un nuevo movimiento político, triunfaron», destacó la analista Aneta Vilagi.

Las promesas de la candidata liberal, divorciada y madre de dos hijos, incluyen la protección del medio ambiente, el apoyo a los ancianos y la justicia para todos. «Tengo la intención de implementar de forma activa cambios sistemáticos que impedirán que los fiscales y la policía tengan la menor influencia política», aseguró Caputova.

«Única opción posible»

Numerosos electores que votaron por Caputova explicaron que su decisión se basaba en un rechazo a apoyar al candidato respaldado por el partido en el poder. Para Ivan Polakovic, economista de 44 años, Caputova era «la única opción posible», mientras que Slavomir Kubani, financiero de 39 años, consideró que no podía «votar por alguien apoyado por Smer-SD». «Ya tuvimos una experiencia suficientemente mala con ellos», aseguró.

«Sefcovic representa un partido que colabora con la mafia», señaló por su parte Oliver Strycek, técnico informático.

Por Laszlo Juhasz y Anna Maria Jakubek