El contenido es de uso gratuito, pero está sujeto a unas condiciones de uso. Consulte nuestras FAQ para conocerlas.
Si usted pulsa en las opciones Download/Embed (descargar/insertar), reconoce que ha leído y ha aceptado las condiciones de uso.
Download

La edad, otro factor de discordia en Europa sobre la vacuna de AstraZeneca

París - Objeto de una controversia comercial con la UE, la vacuna anticovid-19 de AstraZeneca suscita además un debate científico, que condujo a algunos países a desaconsejar su administración entre las personas mayores, contrariamente a las recomendaciones europeas.

La Agencia Europea de los Medicamentos (EMA) abogó el 29 de enero por que esta vacuna se inyecte a adultos de todas las edades. Sin embargo, el día anterior, Alemania habia sido el primer país en desaconsejar su aplicación a los mayores de 65 años.

Según sus autoridades sanitarias, "no hay suficientes datos" sobre su eficacia entre estas personas. El Comité Nacional de Vacunación austriaco adoptó el 31 de enero la misma posición.

Un día antes, la agencia del medicamento italiana preconizó administrar la vacuna de preferencia "a las personas de entre 18 y 55 años". Para las "personas más mayores y/o más frágiles", aconsejó "el uso preferencial de las vacunas de ARN mensajero", de Pfizer/BioNTech y Moderna.

La Alta Autoridad de Salud de Francia dijo que se pronunciará al respecto. En España, el Ministerio de Sanidad afirmó, interrogado por la AFP, que la cuestión se estaba "estudiando".

Ausencia de pruebas

Estas recomendaciones no significan que la vacuna de AstraZeneca no sea eficaz entre las personas mayores, sino que ésta no puede evaluarse con los datos actualmente disponibles. "No hay que confundir ausencia de pruebas con prueba de ausencia" de eficacia, resume un experto inglés de vacunas, el doctor Peter English, citado por el organismo británico Science Media Centre.

El contenido es de uso gratuito, pero está sujeto a unas condiciones de uso. Consulte nuestras <a href="https://ednh.news/es/faq" target="_blank">FAQ</a> para conocerlas.<br/>Si usted pulsa en las opciones Download/Embed (descargar/insertar), reconoce que ha leído y ha aceptado las condiciones de uso.

Gráfico: Johathan Walter y Paz Pizarro / AFP

Las reservas se deben a la manera en que se llevaron a cabo los ensayos clínicos de la vacuna. La EMA dio su autorización tras evaluar los ensayos realizados a partir de mayo-junio en Reino Unido y Brasil, con 11.000 voluntarios. La mayoría tenía entre 18 y 55 años y menos de 1.500 tenían más de 55 (de los cuales, sólo 450 más de 70 años).

Mientras la eficacia general de la vacuna está evaluada en alrededor del 60%, todavía "no hay suficientes resultados entre los participantes mayores de 55 años para contar con una cifra entre este grupo de edad", admitió la EMA.

"Sin embargo, creemos que existe una protección, debido a la respuesta inmunitaria observada en este grupo y basándonos en la experiencia con otras vacunas", argumentó. Por lo tanto, la agencia europea juzgó que esta vacuna "puede emplearse entre los adultos más mayores", como ya sucede en el Reino Unido.

El 4 de enero, este país fue el primero del mundo en autorizar esta vacuna de vector viral, fruto de una colaboración entre la farmacéutica anglosueca AstraZeneca y la Universidad de Oxford, una de las más prestigiosas del país.

Estudios en curso

"Contaremos con más informaciones gracias a los estudios en curso, que incluyen una mayor proporción de participantes mayores", según la EMA. Entre tanto, precisa que "los datos de los ensayos clínicos actualmente disponibles no permiten estimar la eficacia de la vacuna entre las personas de más de 55 años".

Este debate científico tiene lugar en un contexto de tensión con AstraZeneca, debido a que la farmacéutica fue blanco de los comentarios airados de dirigentes europeos debido al retraso en las entregas.

Los ensayos de las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna, las otras dos autorizadas en Europa, contaron con un número más representativo de personas mayores hasta los 75 años. Pero, más allá de esta edad, la proporción también es baja.

Por Paul Ricard