Los movimientos independentistas europeos

Barcelona – Europa se compone de Estados-naciones, pero no todas las naciones tienen su propio Estado, lo que genera que surjan movimientos independentistas.

Escocia rechazó separarse del Reino Unido en septiembre de 2014 con un 55% de los votos, pero un nuevo referéndum podría organizarse tras las negociaciones por el Brexit.

En octubre de 2017, España se sumió en una gran crisis política después de que Cataluña, la región más rica del país, firmara una declaración de independencia suspendida a la espera de las conversaciones con Madrid, que se opone a la independencia y prohibió un referéndum sobre el tema.

En Italia, el mismo mes, los votantes apoyaron abrumadoramente un referéndum no vinculante que buscaba una mayor autonomía para las regiones ricas de Lombardía y Véneto, aunque cualquier propuesta sobre descentralización debe ser negociada con Roma y acordada por el parlamento.

Córcega tiene un estatus especial que le da un grado de autonomía de Francia, aunque esto no es suficiente para los nacionalistas.

En el Pacífico Sur, el archipiélago francés de Nueva Caledonia debe organizar en 2018 un referéndum.

En Bélgica, los independentistas flamencos creen que su pudiente región subvenciona a la francófona Valona, por ello quieren cambiar el estatus de Bélgica de un estado federal a una confederación.

El descubrimiento de petróleo y reservas de gas natural ha alimentado el nacionalismo en las Islas Feroe, territorio autónomo de Dinamarca que debe celebrar un referéndum en abril 2018.

Hasta el momento, ningún territorio de la Unión Europea ha sido reconocido como un Estado soberano.