Un estudio atribuye al ‘Dieselgate’ 5.000 muertes al año en Europa

París – La manipulación de los motores planificada por los fabricantes para que los vehículos parecieran más ecológicos podría haber causado 5.000 muertes sólo en Europa, indicó un estudio publicado en septiembre.

Estas cifras están en sintonía con las previsiones anteriores sobre el número de fallecidos como consecuencia del megaescándalo del ‘Dieselgate’, que salió a la luz en 2015, cuando Volkswagen admitió la manipulación de los motores.

Desde entonces, muchos otros fabricantes de coches están bajo sospecha.

En mayo de este año, un estudio de la revista científica Nature estimó que el «exceso» de emisiones de los vehículos diésel podrían haber provocado en todo el mundo 38.000 muertes prematuras en 2015.

Este nuevo estudio, publicado por la revista Environmental Research Letters, se centra en la incidencia en Europa.

Un grupo de investigadores de Noruega, Austria, Suecia y Holanda calcularon que cada año unas 10.000 muertes en Europa pueden ser atribuidas a micropartículas emitidas por vehículos ligeros que funcionan con diésel.

Cerca de la mitad de estas muertes podrían evitarse si las emisiones de óxido de nitrógeno se ajustaran a las pruebas de laboratorio.

Volkswagen admitió la utilización de sistemas informáticos ilegales para que los coches lanzaran menos emisiones cuando eran sometidos a pruebas.

Los países más afectados son Italia, Alemania y Francia, indicó el equipo, que explicó que son los que tienen más «población y una tasa más alta de coches diésel».

Actualmente, en Europa hay cerca de 100 millones de coches diésel, el doble que en todo el resto de países, afirmaron los científicos.