La OTAN, la mayor organización de defensa colectiva del mundo

París –  Creada hace 70 años, durante el inicio de la Guerra Fría, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) se convirtió en la principal organización militar común de defensa, con 29 países miembros en Europa y América del Norte.

1949: amenaza soviética

La OTAN fue fundada el 4 de abril de 1949 en Washington por 12 países, 10 europeos, Estados Unidos y Canadá.

Su objetivo entonces era contrarrestar la amenaza soviética, basándose en el principio de solidaridad mutua entre todos sus miembros, definido en el Artículo 5 del Tratado: “Las Partes acuerdan que un ataque armado contra una o más de ellas, que tenga lugar en Europa o en América del Norte, será considerado como un ataque dirigido contra todas ellas […]”.

Con el paso de los años se sumaron nuevos socios: Grecia, Turquía (1952), Alemania (1955) y España (1982).

Con la caída de la Unión Soviética en 1991, comenzó a perfilarse una nueva etapa para la Alianza. En mayo de 1997, la OTAN y Rusia firmaron el “Acto fundador” que puso fin a la Guerra Fría.

1994: primeros combates

La OTAN abrió fuego por primera vez el 28 de febrero de 1994, al abatir cuatro aviones serbios en una zona de exclusión aérea impuesta por la ONU en Bosnia Herzegovina.

El 16 de diciembre de 1995, llevó a cabo su primera operación terrestre en Bosnia, donde desplegó 60.000 efectivos (operación IFOR).

El 24 de marzo de 1999, la OTAN lanzó una campaña de bombardeos aéreos para intentar detener la represión serbia contra la población albanesa de Kosovo. Esta campaña, de 78 días y bajo mandato de la ONU, implicó la retirada de los serbios de la provincia, que pasó a estar bajo administración de la ONU, con una fuerza de la OTAN (KFOR) de 40.000 soldados garantizando la seguridad. El Parlamento de Kosovo proclamó la independencia de esta exprovincia serbia en febrero de 2008.

En 1999 la OTAN acogió en su seno a los primeros países de la antigua Europa comunista: República Checa, Hungría y Polonia.

El 11 de septiembre

En 2001, tras los atentados del 11 de septiembre, Estados Unidos se convirtió en el primer país en invocar el Artículo 5. La OTAN respaldó a Washington en su “guerra contra el terrorismo”.

Así, en 2003 la Alianza asumió la dirección de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad en Afganistán (ISAF), cuya misión de combates se mantuvo hasta 2014.

En marzo de 2004, siete países de Europa del Este se unieron a la OTAN: Eslovaquia, Eslovenia, Bulgaria y Rumanía. La llegada de tres antiguas repúblicas soviéticas (Lituania, Letonia y Estonia) irritó especialmente a Moscú.

En 2010 se les unieron Albania y Croacia, y en 2017 Montenegro se convirtió en el miembro número 29.

El 31 de marzo de 2011, la OTAN asumió el mando de la intervención occidental en Libia, establecida bajo mandato de la ONU en nombre de la protección de civiles. La operación Unified Protector, que duró siete meses, condujo al derrocamiento del coronel Muamar Gadafi.

Piratería y ciberataques

La OTAN también contribuyó a prevenir la piratería frente a las costas del Cuerno de África y, desde 2016, despliega barcos de vigilancia encargados de luchar contra la trata de seres humanos en el mar Mediterráneo.

La Alianza también ayuda a sus miembros a reforzar su ciberdefensa y sus expertos echan una mano a los aliados en caso de ataque.

Tensiones con Rusia

En 2014, tras la anexión de la península de Crimea por Rusia y las acciones de esta contra Ucrania, la OTAN suspendió su cooperación con Moscú.

En 2016, la Alianza desplegó cuatro agrupaciones tácticas multinacionales en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia. Se trata del refuerzo de su defensa colectiva más importante desde el fin de la Guerra Fría.

En noviembre de 2018, la OTAN realizó su mayor ejercicio militar también desde esa fecha, en Noruega, a unos cientos de kilómetros de la frontera rusa.