El irlandés Donohoe, nuevo presidente del Eurogrupo

Bruselas – Los 19 ministros de Finanzas del euro escogieron al irlandés Paschal Donohoe como próximo presidente del Eurogrupo, una institución que deberá guiar a través de la tormenta de la recesión causada por el coronavirus.

«Los ciudadanos europeos miran cómo están sus economías nacionales y la economía europea y están preocupados y temerosos por su futuro, su empleo y sus ingresos», dijo en rueda de prensa Donohoe, confiando en «superar estos desafíos».

El político de centroderecha se impuso en segunda ronda a la ministra española de Economía, Nadia Calviño, una independiente en el gobierno de izquierdas en Madrid. Su par liberal luxemburgués, Pierre Gramegna, se retiró tras la primera ronda.

Este fan de «Star Wars», de 45 años, sucederá el 13 de julio al portugués Mário Centeno al frente de este organismo, en un momento en que Bruselas proyecta una recesión del 8,7% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2020 en la zona euro.

«Usted asume el cargo de capitán de la nave del Eurogrupo en plena tormenta. Pero (…) bajo su hábil dirección, cumplirá y tomará las medidas rápidas y decisivas que necesitamos», le deseó el vicepresidente de la Comisión Valdis Dombrovskis.

Elegido por dos años y medio renovables, el jefe del Eurogrupo preside las reuniones mensuales de los 19 ministros de Finanzas del euro, cuyo objetivo principal es la coordinación de las políticas económicas nacionales.

Sin embargo, Donohoe debe recuperar también el peso perdido bajo el mandato de Centeno en un momento de profunda recesión, así como completar la Unión Bancaria y el presupuesto de la zona euro, en punto muerto por la pandemia.

Durante su mandato como ministro, que compaginará con el de presidente del Eurogrupo, Donohoe se ha mostrado reticente a un impuesto europeo a los gigantes de Internet, máxime cuando su país alberga sedes de estas empresas estadounidenses.

Calviño, a las puertas

Aunque partía como favorita con el apoyo de las grandes economías del bloque -Alemania, Francia, Italia y España-, Calviño generaba reservas en los países más liberales del euro, que al final acabaron pesando.

La batalla llega de hecho en un contexto de pulso entre países del norte, liderados por La Haya, y los del sur sobre el multimillonario plan de la Comisión para relanzar la Unión Europea (UE), actualmente en negociación.

«Esperando trabajar juntos para asegurar una recuperación robusta que no deje a nadie atrás», tuiteó Calviño al felicitar a Donohoe. Esta ex alta funcionaria europea logró nueve votos en la primera ronda, a uno de la victoria.

Antes de la votación, Calviño, de 51 años, contaba con los apoyos de siete países -en su mayoría del sur de Europa, de signo socialista y grandes economías-, a tres de la mayoría necesaria de 10, según un diplomático europeo.

La única mujer del Eurogrupo sigue así los pasos del antiguo ministro de Economía español, el conservador Luis de Guindos, quien, en julio de 2015, perdió frente al socialdemócrata neerlandés, Jeroen Dijsselbloem.

Pero, de haberse impuesto, se habría convertido en la primera mujer en la presidencia permanente instaurada en 2005 tras Centeno (2018-2020), Dijsselbloem (2013-2018) y al democristiano luxemburgués Jean-Claude Juncker (2005-2013).

Por Toni Cerdà