España acogerá próximo cuartel general de la operación Atalanta

Luxemburgo – La ministra de Defensa española, Margarita Robles, anunció un «acuerdo político» en la Unión Europea para que España acoja a partir de marzo el cuartel general de la operación contra la piratería Atalanta, que debe abandonar Londres por el Brexit.

«El centro de operaciones, el cuartel general de las operaciones, que hasta ahora estaba en Inglaterra, como consecuencia del Brexit, a partir de marzo de 2019 estará en [la base naval de] Rota», dijo Robles en Luxemburgo, donde asiste a un Consejo de la UE.

Robles, que no precisó los detalles del «acuerdo político» alcanzado, calificó de «muy buena noticia» la acogida de esta operación que permite «desarrollar la seguridad marítima», la protección «de los programas de transporte de alimentos» y «del sector pesquero» en el cuerno de África.

La UE puso en marcha esta misión naval en 2008 contra los actos de piratería frente a las costas de Somalia, como el famoso secuestro del atunero español ‘Alakrana’ en 2009.

El cuartel general de la operación Atalanta permanecerá en Northwood hasta la salida de Reino Unido de la UE en marzo de 2019. La decisión formal sobre su traslado está prevista para julio.

España presentó una candidatura conjunta y complementaria con Francia. Rota asumiría el centro de mando de Atalanta, mientras que la base francesa de Brest (oeste) se haría con el Centro de Seguridad Marítima para el Cuerno de África (MSCHOA), actualmente en Northwood.

Para Robles, el «acuerdo político» alcanzado muestra que «todos» los países de la UE reconocen el «compromiso» de España «con la libertad, con la seguridad del tráfico marítimo» y sus «capacidades para abordar este reto».

Italia también aspiraba a albergar el futuro centro de mando de Atalanta en su base de Roma, donde también acoge la operación Sofía contra los traficantes de migrantes en el Mediterráneo central.

Rota se convertiría así, en sustitución de la base británica, en el quinto cuartel general operativo (OHQ) de la Unión Europea (UE) junto a Roma, Larisa (Grecia), París (Francia) y Postdam (Alemania).

El número de ataques frente a las costas de Somalia en el océano Índico se ha reducido desde el tope de 176 registrado en 2011 hasta sólo siete en 2017, según cifras de la operación naval europea. En 2018, hasta el 21 de junio sólo se registró un ataque.